Si tú o un pasajero se encuentran gravemente heridos o inconscientes, no intentes moverte. Llama de inmediato al 911, sigue las instrucciones del operador y espera que llegue la ayuda.

Si nadie está gravemente herido, respira profundo unas cuantas veces y haz lo siguiente.

  1. Estaciona en una ubicación segura. La mayoría de los accidentes con camiones suceden en expresos o autopistas, y dejar tu vehículo en la calle puede ser peligroso. Si es posible, estaciona en una ubicación segura fuera de la calle. Si tu auto está en la calle pero es muy peligroso o es imposible moverlo, sal con cuidado del vehículo y dirígete a un lugar seguro lejos de la calle.
  2. Llama a la policía. Incluso si no hay heridos, deberás llamar a la policía para obtener un reporte completo antes de que tú o alguien más involucrado deje la escena del accidente. Si hay testigos cerca, asegúrate de que reporten lo que vieron a la policía. Da a la policía una explicación honesta de lo que recuerdas, pero no admitas culpa (por ejemplo, no digas “¡solo me distraje un segundo!”). Si no sabes la respuesta a algo, no inventes nada, tan solo di que no lo sabes.
  3. Obtén la información de contacto de los testigos. Si hay testigos o si otros conductores se detuvieron en la escena, obtén su información de contacto (nombre completo, número de teléfono, dirección de email). Después del suceso, puede ser difícil o imposible encontrar testigos.
  4. Toma notas. Anota todo lo que puedas recordar sobre el accidente, incluyendo cualquier detalle que hayas notado (incluso si no parece importante). Cosas como dónde terminaron los vehículos, el tiempo de los eventos, etc. También toma notas
  5. Toma fotos. Usa tu teléfono para tomar fotos de la escena desde diferentes puntos de vista y ángulos. Asegúrate de sacar fotos claras del daño de tu vehículo, el posicionamiento de tu vehículo después del accidente, marcas en los neumáticos o restos en la calle, heridas tuyas o de los pasajeros, etc. Mientras más información tengas, mejor.
  6. Obtén cuidado médico. Incluso si el personal médico llega a la escena dices que no necesitas ir al hospital, de todas maneras tendrás que ir a urgencias o al consultorio lo antes posible después del accidente. Podrías sentirte normal inmediatamente después del accidente, pero muchas personas tienen lesiones del tejido blando, traumatismo cervical, o incluso una conmoción y no se dan cuenta. Solo un médico puede diagnosticar estas condiciones.
  7. Llama a LAWITU tus abogados de confianza de accidentes de camiones. Nuestros hábiles abogados te guiarán por tus derechos como víctima y te ayudarán a presentar un reclamo.